AL GRANO / NOTICIAS

El color morado de GURUS se nota a varias cuadras de distancia. La primera impresión es que se trata de un lugar muy popular, está lleno, pero hay suficientes mesas como para encontrar una que otra desocupada. Como toda panadería en crecimiento, GURUS ofrece preparaciones desde el desayuno hasta la cena, casi todas con el pan como protagonista principal.

Luego de probar las preparaciones más destacadas del lugar, como el pan integral, la mogolla campesina y el roscón de coco relleno de bocadillo y arequipe; debemos destacar dos delicias que involucran como protagonista al queso, uno de los ingredientes que mejor se llevan con el trigo en el interior del horno caliente.

La primera es la QUESITA, un pan del tamaño de una mano abierta que viene relleno de queso campesino y cubierto de queso derretido por encima, para comerlo con los ojos cerrados.

La segunda es el PAN RELLENO DE QUESO CREMA Y HOJUELAS DE AVENA, este es un pan más grande, para llevar a la casa y comerlo en familia, en lo posible acompañado de un chocolate caliente para mojarlo. La mezcla de queso crema y chocolate también es de esas cosas que te van a arreglar todos los problemas de la vida, por lo menos durante media hora.

Las meseras de GURUS son muy dedicadas, pacientes y comprensivas con nosotros, que terminamos llenos de pan demasiado rápido, pero muy contentos. Si usted pasa en estos días por Normandía no olvide pegarse una desviadita hasta GURUS para probar alguna de nuestras recomendaciones.